Límite Informativo

El buen clima alienta a más producción, pero en Santa Fe ven nubarrones

El Presidente de Meprolsafe, Fernando Córdoba dijo que en la zona central de la provincia de Santa Fe, buenas lluvias permiten que los verdeos se expresen y se afirme la producción.vacas Además en esta campaña se lo hizo silo en cantidad y con la calidad necesidad para crecer en litros. “Acá hace unas semanas llovieron unos 100 milímetros Lo cual nos permite, con los verdeos y la buena performance de alfalfas, un resultado espectacular.

Igualmente hemos hecho también muy buenas reservas de silo de maíz y maíz en grano como hace años que no se hacía. Todo esto da a presagiar, y con este clima que tenemos, que la producción lechera va a continuar aumentando. Lo que en algún momento podría ser bueno lo vemos con preocupación”, radiografió Fernando Córdoba, productor de la zona de Estación Clucellas y presidente de la Meprolsafe, en el marco de una entrevista que le realizara Multimedios San Guillermo. Un panorama similar se vive en la cuenca Villa María, donde si bien falta un poco de agua las producciones de tambos organizados se muestran muy vigorosas, en todos los sistemas de producción con crecimientos superiores al 8% anual, en 5 tambos a los que consultó un periodista de TodoAgro.

En la entrevista que le realizara el periodista José Carlos Rizzi, el titular de la Mesa de Productores Lecheros de Santa Fe indicó hay preocupación en el sector ya que “nos encontramos con que se está produciendo más de lo que se consume internamente y necesitamos sí o sí que exista la posibilidad de poder exportarlo pero hoy con todo el contexto de la pandemia, el consumo a nivel mundial ha caído. Está sobrando leche en el mundo, y los precios internacionales marcan una baja que esta alrededor de los 2.700 dólares la leche en polvo. Esto nos demuestra que como viene creciendo la producción, haciéndolo a tasas del 8%, 9% interanual, vamos a estar en problemas”. Agregó que frente a la ineficiencia de la industria, y las retenciones por parte del Estado, “los productores evidentemente siempre somos el eslabón de ajuste, siempre se ajusta hacia abajo, y el otro extremo es el consumidor, que paga precios que no se condicen con lo que recibe el productor”.

Mirando al futuro dijo que “todo hace suponer que vamos a terminar el año con más producción, partimos de una base baja con respecto al 2019, y todos estos eventos que denotan que el consumo interno esta caído, hoy estamos en 180 litros, entonces eso nos pone en alerta. Hay muy buenas pasturas y las vacas están entrando en época de parición con lo cual el pico lo vamos a tener en unos meses. Siempre sabemos que en septiembre, octubre se produce la mayor cantidad de leche, así que el panorama es medio problemático. Y ya empezaron las señales de alerta, porque el precio que recibió el productor en el mes de abril es igual al de marzo, y en una economía inflacionaria como la que tenemos que a vos te paguen lo mismo de un mes al otro es que estás perdiendo plata”.

En el diálogo, Fernando Córdoba dijo que “hay industrias que ya están en alerta por todas las cuestiones que ya comenté, entonces el problema es que no tenemos un interlocutor en el Estado Nacional, a seis meses de haber asumido este gobierno no nombraron ningún Secretario ni Director de lechería, y hoy no sabemos a quién hacerle llegar nuestros reclamos y nuestras propuestas. Si quizás se hubiese trabajado en todos estos años en algo que se consensue en su momento, hace casi veinte años que en San Francisco, Córdoba donde se hablaba de ¿qué es la leche?, ¿qué hacer con los excedentes? ¿Cómo trabajar con la informalidad? ¿Cómo formar el precio al productor?, hoy estaríamos en una situación, no sé si más cómoda pero con mayor previsibilidad y es algo que hoy no tenemos, producimos y no sabemos qué precio vamos a recibir por lo que estamos produciendo”.

Respecto a lo que significa las reglas claras para cualquier actividad, pero en especial para la lechería dijo que “se avanzó muy poco, la liquidación única tiene previsto lo que es liquidación para precios mercado interno y externo pero nunca se implementó entonces ocurre que en algún momento quizás muchas entidades firmaron algo y al pasar los años lo desconocieron. Entonces si firmas con la mano y borras con el codo es difícil reconstruir. Ojalá que no pasen otros 20 años sin reglas claras del juego, ojala podamos construir algo algún día”.

Dijo también que “la parte acá que es problemática siempre es el Estado. El Estado hoy se lleva más del 42% de lo que genera la cadena láctea en impuestos y es uno de los mayores distorsionadores por eso es un problema que hay que ver. Si el Estado no trata de ordenarse y ser más competitivo en todos los segmentos, no solo en la lechería, todos los sectores productivos tendrán problemas y esto termina con la disminución de productores y la producción en sí, así que en algún momento hay que tomar conciencia y empezar a ordenar todo esto”.

Se ven nubarrones
Respecto al precio que están recibiendo en tranquera de tambo, el presidente de la Meprolsafe indicó: “El precio se repitió mes a mes, el productor no lo está instalando sino lo que está recibiendo y te lo marca que el precio no sube, aparte no hay que esconder los problemas. Si vos estas en una institución y ves que se aproxima un problema tenés que levantar la mano y poner al resto de los productores alertas, sino cuando ocurren los problemas es tarde y nadie avisó. Acá estamos tratando de avisar y llegar al Estado a través de algún funcionario para que sepan el problema que se avecina y que se pongan a trabajar en ello. Hasta ahora no se solucionó”.

Respecto a los costos de la cadena puntualizó que “a mí me gustaría que se vean los números como realmente son, hoy los costos del productor los saben todos, el INTA sabe de esos costos, sabemos lo que cuesta un kilo de alfalfa, un kilo de maíz, lo que no sabemos son los costos de la industria, habría que poner todos los números arriba de la mesa y ver como se producen esas diferencias entre lo que cobra un productor y el precio que se paga en góndola. Hoy en día un queso duro es casi inaccesible, lo único que la gente está consumiendo es leche fluida y quesos cremosos, el resto rara vez lo consumen y es un gusto que se dan. Tenemos que poner los números en la mesa y ver quién se está llevando la parte que no le corresponde, sabemos que uno de ellos es el Estado”.

Añadió que “hoy hay muchas Pymes que ante la falta de poder colocar sus productos les están transfiriendo su leche a las grandes industrias entonces esa es una señal de alta preocupación, otras que han estado con problemas en la parte de pagos, sobre todo las que proveían a catering, hoteles, allí se complicó el tema también”, remató.

 

Fuente.- http://www.todoagro.com.ar