Límite Informativo

  
  

Estados Unidos: Trump abandonó el hospital militar Walter Reed

trump sale hospital

Luego de tres días internado el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró, "me siento realmente bien, mejor que hace 20 años. No le tengan miedo al COVID-19, no dejen que domine su vida". Trump, abandonó el Centro Médico Walter Reed este lunes para continuar con su tratamiento en la Casa Blanca, tal como había adelantado a través de Twitter. El mandatario fue hospitalizado el viernes por la noche tras dar positivo al Coronavirus (COVID-19) el jueves. El mandatario levantó el pulgar cuando salió del hospital militar y luego fue trasladado al helicóptero Marine One para dirigirse a la Casa Blanca. El Presidente dio a conocer la noticia a través de Twitter: "Saldré del gran Centro Médico Walter Reed hoy a las 18.30. ¡Me siento realmente bien! No le tengan miedo al COVID-19. No dejen que domine su vida".

"Hemos desarrollado, bajo la Administración Trump, algunos medicamentos y conocimientos realmente excelentes. ¡Me siento mejor que hace 20 años!", agregó.

Por el momento Trump "no tiene complicaciones respiratorias y sus condiciones mejoran, pero no está todavía fuera de peligro", informó el equipo médico del Walter Reed Medical Center.

Horas antes, el Jefe de Gabinete de la Casa Blanca, había destacado en diálogo con el canal Fox News que el mandatario de 74 años "continúa mejorando" y logró un "progreso increíble''.

La Primera Dama, Melania Trump, quien dio positivo al test de Coronavirus (COVID-19), contó por Twitter su mejoría: "Me siento bien y continuaré con el reposo en casa. Gracias al equipo médico y a todos los cuidadores. Mis oraciones siguen dirigidas para todos aquellos que están enfermos o que tienen algún familiar afectado por el virus".

Por otro lado, su Secretaria de Prensa y principal vocera, Kayleigh McEnanny, informó por la misma red social que está contagiada mientras que la hija del Presidente, Ivanka Trump, y su marido, Jared Kushner, dieron negativo.

Los contagios de Trump, la Primera Dama, su asesora Hope Hicks y ahora la vocera presidencial no son los únicos que afectaron a la élite del poder en Estados Unidos, y al menos tres senadores dieron positivo para la COVID-19, lo que podría complicar la ratificación exprés que desea el Gobierno para su candidata a la Corte Suprema.

En tanto, el Vicepresidente Mike Pence volvió a dar negativo y, por eso, confirmó su presencia en el debate de vicepresidentes de mañana en Utah, mientras que el candidato presidencial opositor, Joe Biden, también volvió a recibir un resultado negativo y continuará haciendo campaña.

 

Fuente.- https://www.ambito.com/

 

6 de Octubre de 2020