Límite Informativo

"Asignatura pendiente", por Juan Manuel Ortiz

podreza

Esta última semana el Instituto Nacional de Estadística y Censo de la Argentina (INDEC) dió a conocer la cifras de pobreza e indigencia en el País, dejando en evidencia una vez más que para la clase política argentina ésta problemática resulta claramente una "Asignatura pendiente".

Desde 1893 con el retorno de la Democracia, Alfonsín sostuvo con muchas dificultades el sistema y fue reconocido por eso, luego en los años 90', Menem, con su plan de convertibilidad, dio en una década un atisbo de estabilidad, para terminar con la crisis de principio de siglo que catapultó del poder a Fernando De la Rua. Duhalde en la transición y luego Kirchner, lograron encauzar la economía del país para comenzar a mostrar un agotamiento del modelo basado en los precios internacionales de los productos primarios y el superávit comercial hasta entrado en 2010 durante la gestión de Cristina Fernández donde la inflación comenzó s aparecer con fuerza junto con las restricciones cambiarias. Macri asume en 2015 con la idea de resolver los problemas macroeconómicos y termina en el FMI solicitando una deuda que era imposible pagar, para llegar a la actual Gestión de Alberto Fernández en dónde se encuentra con una Pandemia que termina con cualquier intento de reactivación económica y demuestra en estos meses de gestión que no contaba con un plan económico.
Pero éste repaso de las últimas gestiones en la Argentina deja un tema que para muchos resulta solo "una estadística" que es el nivel de pobreza, la gran "Asignatura pendiente" de la clase Política Argentina.
Todos intentaron planes y programas económicos que evidentemente fracasaron a la hora de perforar el 25% de pobreza. En los últimos años incluso era normal estar por encima del 30% para terminar esta semana con el triste número del 40,9%.
La explicación mas fácil y "políticamente correcta" es decir que la pobreza es responsabilidad de las gestiones anteriores, la siempre vigente " herencia recibida" pero lo cierto es que desde el retorno de la Democracia, no se ha podido bajar sustancialmente los niveles de pobreza estructural. Las ayudas sociales en la última década han sido récord, a través de programas de asistencia alimentaria y ayudas económicas a los sectores mas vulnerables, pero ni así han logrado sacarlos de los niveles de pobreza que hoy tiene el País, poniendo en duda que la exclusiva ayuda social y las transferencias directas sin un programa integral de reinserción, tienen poca eficacia.
Esa es la tarea que tienen los actores políticos en la Argentina de acá en más, tratar de resolver un problema que todos saben que existe pero pocos saben como enfrentarlo, la pobreza, la verdadera "Asignatura pendiente" de la Argentina.

 

Por Juan Manuel Ortiz - Profesor en Ciencia Política

 

Nota
Este medio no se responsabiliza en la publicación generada en esta sección, lo publica en función de la Libertad de Prensa y Libre Expresión
La Redacción

 

4 de Octubre de 2020

....