Límite Informativo

  
  

Según la revista Time: Argentina es uno de los países con mejor respuesta ante la pandemia a nivel mundial

8858525 n

Para la publicación, a pesar de que la Nación disparó su noveno default financiero, el deseo de cuidar a su gente y la decisión de desviar recursos del pago de la deuda fue la mejor elección entre las malas alternativas. Para revista de información general Time, que se publica semanalmente en los Estados Unidos y cuenta con varias ediciones en diversas partes del mundo, Argentina es uno de los países con mejor respuesta ante la pandemia a nivel global. En un conteo que encabeza Taiwán, la nación del tango y el dulce de leche es la entrada más sorpresiva a la lista, ya que a pesar de haber desencadenado su noveno default financiero, los números de casos y muertes son mucho mejores que los de la mayoría de los Estados vecinos. El estudio fue realizado por Eurasia Group, una consultora presidida por el profesor de la Universidad de Columbia, Ian Bremmer, quien además firmó el artículo, con cifras actualizadas al 10 de junio y basadas en el relevamiento que realiza la Universidad Johns Hopkins, referencia a nivel mundial en el registro de la evolución de la pandemia. La investigación evaluó la respuesta de los países siguiendo tres criterios: manejo del sistema de salud, respuesta política y respuesta financiera. “Con la cooperación bipartidista de los gobernadores de Argentina y las figuras del Congreso, el manejo del coronavirus de la nueva administración de Alberto Fernández (quien obtuvo la aprobación del 83% de los ciudadanos de la nación) ha llevado incluso a un aumento en los índices”, comenzó diciendo la publicación sobre el país. Sin embargo, también destaca que los nuevos casos en Buenos Aires están aumentando, y cada vez hay más críticas sobre el bloqueo estricto, advirtiendo que las restricciones se han aliviado en otros lugares. “Sin embargo, su deseo de cuidar a su gente y la decisión de desviar recursos del pago de la deuda para hacerlo, incluso a riesgo de un colapso financiero inminente, ha sido la mejor opción entre las malas alternativas”, advirtió Time.

 

Este es el listado de países con la mejor respuesta ante el COVID-19:

 

Taiwán (443 casos; 7 muertes)
Singapur (38.965 casos; 25 muertes)
Corea del Sur (11.902 cases; 276 muertes)
Nueva Zelanda (1.504 cases; 22 muertes)
Australia (7.276 casos; 102 muertes)
Canadá (98.645 casos; 8.035 muertes)
Alemania, mención honorable (186.522 casos; 8.752 muertes)
Islandia (1.807 casos; 10 muertes)
Emiratos Árabes Unidos (40.507 cases; 284 muertes)
Grecia (3.068 cases; 183 muertes)
Argentina (24.761 casos; 717 muertes)

 

Sobre Taiwán, Time advierte: “En los primeros días de un brote, lo único tan malo como ser el epicentro de una pandemia global es estar justo al lado de uno. A pesar de eso, la isla autónoma ha logrado una respuesta verdaderamente admirable en circunstancias menos que ideales. Hasta esta semana, ha registrado solo 443 casos y siete víctimas”.

En relación a Singapur, la revista establece que fue uno de los primeros países aclamados como un "ganador" por su respuesta a la pandemia, una reputación bien merecida por su enfoque agresivo para el rastreo de contactos, que incluía escanear las identificaciones de las personas en los supermercados y pruebas generalizadas.

Corea del Sur, en tanto, gracias a la respuesta temprana y agresiva, ha ayudado al país a mantener no solo un bajo recuento de víctimas mortales, sino también un bajo recuento general de casos (poco menos de 12.000, alrededor del 0.02% de la población) que sigue siendo la envidia de las principales democracias industriales.

El ascenso de Nueva Zelanda es mucho más que una buena fortuna geográfica por ser una nación insular escondida en un rincón remoto del mundo. Según la publicación, el primer caso se detectó el 28 de febrero y, menos de tres semanas después, cerró sus fronteras. Una semana más tarde, el país cerró los negocios esenciales e instituyó un "bloqueo de nivel 4" que significaba que los ciudadanos solo podían interactuar con las personas dentro de su hogar.

Australia es otro caso de éxito. La respuesta coordinada de los funcionarios del gobierno en todo el espectro político, y su deferencia más crítica hacia los científicos, ha resultado en algunos de los mejores números del mundo (7.276 casos y solo 102 muertes en un país de 25 millones). El estímulo económico de más del 10% del PBI, que se destinó a subsidios salariales, duplicar los beneficios de desempleo y cuidado infantil gratuito, también ayudó dramáticamente.

“La única entrada de Norteamérica que encontrará en esta lista... y las respuestas entre el gobierno canadiense y el estadounidense al coronavirus no podrían ser más divergentes”, comienzo diciendo Times sobre Canadá, y destacó la coordinación de los mensajes públicos sobre el virus entre las agencias de salud y los gobiernos nacionales y locales, y el apoyo monetario a los esfuerzos internacionales para cooperar en las respuestas ante una pandemia.

La respuesta de Alemania al virus se presenta como un modelo dentro de Europa, lo que refleja una medida de buena suerte, así como su sólida posición de partida. El país se salvó del aumento repentino en los casos que vieron los vecinos de Italia y España, y sus rápidos esfuerzos de contención (incluidas las pruebas generalizadas, la amplia comunicación pública y la transparencia) recibieron gran apoyo público.

Islandia es el ejemplo más claro de la importancia crítica de las pruebas. Siguiendo los pasos de sus primeros casos detectados a principios de marzo, el país instituyó rápidamente un régimen de pruebas y rastreo de contactos amplio y gratuito, para identificar y aislar a los pacientes de Covid-19, con tan buenos resultados (solo 10 personas murieron por coronavirus; siete tenían más de setenta años) que pudieron evitar un cierre total y que las escuelas, museos y algunas empresas comenzaron a reabrir a mediados de abril una vez que los números de casos disminuyeron firmemente.

Sobre Emiratos Árabes Unidos, logró entrar en la lista incluso mientras participa en una guerra mundial de precios del petróleo. Lo consiguió mediante la adopción de estrictas medidas de distanciamiento social (bloqueos + toques de queda, incluso prohibiendo las oraciones y celebraciones públicas de Eid Al Fatr) y agresivas campañas de limpieza de desinfección, ayudando a limitar el total de muertes por coronavirus a menos de 300 a pesar de tener su primer caso confirmado el 29 de enero.

Tres semanas después de que Grecia registrara su primer caso de coronavirus a fines de febrero, todo el país entró en un estricto bloqueo. Los pocos recursos que tenía el Estado estuvieron destinados a la adquisición de más camas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y a los trabajadores de la salud. ¿El resultado? Menos de 200 muertes relacionadas con COVID.

Por último figura Argentina, la sorpresa. Time advierte que la realidad de las finanzas gubernamentales, y los inminentes reembolsos de deuda a los acreedores extranjeros, limita al país considerablemente (el paquete de estímulo asciende a solo el 4.9%o de su PIB), y su apuesta por imprimir más dinero puede empujarlo al infierno de la inflación. Sin embargo, reconoce que se tomaron las mejores decisiones en un contexto por demás hostil.

 

Foto.- Presidencia de la Nación

 

Fuente.- https://www.ambito.com

renatre2020

2000julio2020

inym

levy