Límite Informativo

  
  

El 85 por ciento de los lotes de trigo en el Chaco se habrían perdido por la sequía y las heladas

trig

La sequía, acompañada de vientos secos del norte, y luego las intensas heladas, que promediaron los 5 grados bajo cero, afectaron seriamente al trigo sembrado en el Chaco. Un informe hecho por técnicos y productores del Grupo Agroperfiles en recorrida por toda la provincia da cuenta de este alto grado de afectación. La conclusión a la cual llegamos luego de recorrer gran parte de la provincia y de recibir los reportes de las áreas productivas de este cultivo es que el 85 por ciento por ciento de lotes están prácticamente perdidos”, señaló a Norte Rural el ingeniero en producción primaria Mariano González, al encontrar un cuadro desolador que dejó la sequía y las intensas heladas. El técnico hizo un extenso recorrido por campos de Charata, Pinedo, Gancedo y parte de Hermoso Campo. “La verdad que la noticia que tengo es mala, porque el impacto en muy grande”, señaló, indicando que el trigo que venía de siembra tardía tiró hoja bandera hace poco y la sequía ya había impactado, y el que “logró tirar la espiga, lo agarró las heladas y prácticamente los fulminó”.

Dijo a el 85% en líneas generales está prácticamente perdido, y el otro 15% se divide en un 10% de siembra tardía que puede que si tiene un buen manejo de densidad, distanciamiento de cuáles han sido los lotes anteriores podría tener un recupero.

Señaló que los factores que influyen en el efecto de heladas al trigo dependen del estado de crecimiento, contenido de humedad, fertilidad del suelo y duración de la helada que hacen difícil predecir la extensión del daño, pero recorrer los lotes de una vasta zona del sudoeste, los resultados son preocupantes. “Es la industria a cielo abierto, sin techo, sin producción, como toda la actividad agropecuaria”, dijo González.

Casi el 100% de pérdidas en el Depto. Brown

En el Departamento Almirante Brown, en lo que hace al cultivo de trigo, el panorama es impactante, primero por la drástica caída de siembra y luego por los efectos del clima que provocaron pérdidas casi totales en las pocas hectáreas implantadas.

El ingeniero agrónomo Edgardo Lehonart reportó en tal sentido que en el departamento que tiene como cabecera a Pampa del Infierno “teníamos una intención de siembra de unas 100.000 a 110.000 hectáreas, de las cuales por la falta de lluvias solo se llegaron a sembrar 12.500”.

Estas pocas hectáreas estaban en un estado bueno a regular, a pesar de que no recibían lluvias, hasta que en las semanas pasadas se produjeron heladas en toda la provincia del Chaco de entre - 4 y - 6 grados, las cuales afectaron a los trigos, llevando a pérdidas prácticamente del 100% de casi todos los lotes”.

Las heladas se dieron en el estado de llenado de grano, lo cual afectó directamente, llevando a la pérdida total del cultivo”.

“Puede que algunos lotes puntuales que se sembraron más tarde, las heladas solo los afectó en parte, ya que no estaban en estado reproductivo en ese momento de las mismas, pero son muy pocos”, señaló Lehonart.

En el centro, el 90% de pérdidas

“En la zona central, en lotes ubicados al sur de Sáenz Peña las pérdidas que pudimos ver rondan el 90%”, reportó el ingeniero agrónomo Martín Canteros.

“El daño que pueden producir las bajas temperaturas extremas en trigo depende no solo de la magnitud de la helada sino también del estado fenológico del cultivo en momento en que ocurre”, señaló, y detalló el fuerte impacto negativo que tendrá “porque estamos hablando de que es muy poco el trigo que podrá recuperarse en esta parte del Chaco”.

 

Fuente - Diario Norte

 

Fuente.- http://www.todoagro.com.ar