Límite Informativo

Viernes, 6 Diciembre 2019

 

  
  

De a poco se van acercando los días de altas temperaturas y mucho calor, de alguna manera eso trae consigo la aparición de los mosquitos, al respecto de ello hablamos con el Dr. Oscar López, Pediatra especialista en Infectología, quien nos comentó acerca de la prevención y cuidado de los mismos.doctor oscar lopez

Al ser consultado sobre cómo prevenir las picaduras de mosquitos, Dr. López dijo: “hay que buscar la forma, siempre hay que prevenir la picadura de insectos o mosquitos”. Además, respecto a los niños comentó que “la Sociedad Argentina de Pediatría dice que en los niños mayores de seis meses uno puede usar los repelentes de uso comercial que tienen como droga la Toloamida, el más común de todos es el Off”. A su vez, indicó “no usar perfumes porque atraen a los mosquitos y evitar salir a lugares abiertos en horarios pico, sobre todo teniendo en cuenta las enfermedades más graves transmitidas por mosquitos”.

Respecto a los lugares donde se debe colocar los repelentes en los infantes explicó “el repelente hay que colocarlo en todo el cuerpo, pero fundamentalmente sobre la ropa. En los niños más pequeños tratar de no exponerlos mucho en la piel, porque puede producir una reacción alérgica y eso es preocupante porque no se podrá utilizar más repelente con ese niño. Las reacciones alérgicas que hemos visto no han sido graves, pero puede pasar que si uno aplica mucho repelente en el niño puede producirse una reacción más toxica que alérgica pero que sensibiliza el uso de ese repelente”.

En esa misma línea continuó “siempre hay que usar la forma que uno tenga a mano y saber que el repelente es efectivo, solo que hay que tener algunas precauciones en los niños más pequeños”. Agregó “Siempre el repelente debe colocárselo uno en las manos, evitar los aerosoles porque el niño puede inhalar ese aerosol, por eso primero se debe colocar en las manos y luego pasarlo sobre la ropa y muy poco sobre la piel. Evitar de ponerle en las manos porque los niños chiquitos sobre todo suelen meterse las manos en la boca y pasar un mal momento, no van a tener una intoxicación grave, pero van a pasar un mal momento”.

Asimismo resaltó “se debe tener en cuenta en los repelentes, aquellos de uso pediátrico los que dicen Kids tienen baja concentración de toloamida, que es efectiva pero que dura muy poquitas horas, entonces en esos casos si el niño está expuesto en un campo, paseando en la plaza o costanera en horarios picos donde pueden haber muchos mosquitos, se debe aplicarle el repelente cada una hora y media o dos horas, en el caso de este repelente que dice Kids que es para niños”.

Al respecto de los repelentes naturales dijo: “lo que es la Citronela no es que sea un mal repelente pero no es bueno, no es 100% efectivo. En los chicos más pequeños, en los menores de seis meses o tres meses cada pediatra tendrá su disposición, yo usaría Citronela con la precaución de avisarles a los papás que no es tan efectivo como repelente, pero que sirve. La Sociedad Argentina de Pediatría con respecto a la Citronela no dice que este contraindicada pero no la recomienda como un buen repelente”.

En este sentido también se refirió a los repelentes que los padres deben evitar colocar en los niños “los que tienen la droga samatoloamida. Leer los componentes de un frasco de repelente es dificilísimo porque está en letra pequeñísima, cuando lo vean hay que fijarse fundamentalmente la concentración que tiene, el Kids tiene muy baja concentración y hay un repelente de uso familiar que tiene una concentración un poco más alta, que lo que tiene es mucha más droga, entonces es más riesgoso”.

Respecto de las medidas que se pueden tener en cuenta para la prevención de los mosquitos en los hogares el profesional expresó “lo más importante de todo es mantener el domicilio libre de criadero de larvas: que son el tacho del fondo de la casa, la maceta, el recipiente que se junta agua de lluvia, neumáticos, todos los elementos donde pueda juntarse agua”.

En relación a los insecticidas en aerosoles o los espirales, elementos que comúnmente se usan en los hogares para evitar las picaduras de los mosquitos el especialista aseveró “están contraindicados, la mayoría de las veces están contraindicados desde el punto de vista de los niños. Con el espiral uno inhala un humo que no deja de ser toxico para la vía aérea, los aerosoles lo mismo. Sobre todo, hay que tener mucho cuidado cuando hay niños que son hiper reactivos bronquiales o con cuadros de broncoespasmos a repetición o asmáticos, porque todo lo que el niño inhale es un disparador para ser una crisis de asma. Yo particularmente lo contraindico y con la mayoría de los pediatras que uno habla tampoco lo indican. Si se pueden usar esos repelentes que se enchufan, eso sí tienen mucho menos riesgo” concluyó el Dr. López.

 

Fuente.- https://salud.misiones.gob.ar

bann-new

levibann

Whatsapp

Tiempo Apóstoles

plusnoticias

Comodo SSL