El Obispo, Juan Rubén Martínez, junto a todo el Pueblo de Dios en la Diócesis de Posadas se solidariza con la hermana Diócesis de Oberá en su dolor por el fallecimiento de Carmelo Sanfilippo, víctima del narcotráfico y las adicciones. E invita a unirnos en la oración por su eterno y feliz descanso junto a Dios, en todas las misas del próximo fin de semana. Y a rezar también por todas las víctimas de adicciones a las drogas en nuestra provincia, por la rehabilitación de nuestros hermanos adictos y por la conversión de todos aquellos que de un modo u otro son parte del criminal negocio del narcotráfico. Nos unimos a expresión del comunicado de prensa de la Diócesis de Oberá que expresa que " todos tomemos en serio este flagelo y se fortalezca la unidad de la familia y los valores humanos ", porque " si no se pone en marcha un concreto trabajo para detener y aplicar la fuerza de la ley a quienes corrompen a nuestros niños y jóvenes, quedaremos atrapados en las redes de los mercaderes de la muerte, de lo cual será muy costoso y doloroso salir”.- Pbro. Cañete Alejandro Javier - Vice-Canciller