Límite Informativo

Viernes, 22 Junio 2018
  
  
  

Ecuador nacionalizó a Julian Assange y busca urgente una solución mediada, le asignaron un pasaporte

assange

assange
El fundador de Wikileaks, Julian Assange, exiliado en la embajada de Ecuador en Londres desde hace más de cinco años, se convirtió en ciudadano ecuatoriano, según pudo comprobar este miércoles Télam en la página web del Registro Civil de ese país a partir del número de identidad publicado por la prensa local. La nacionalización de Assange no cambia sustancialmente su situación en Londres ya que lo único que podría poner fin a su detención de hecho en la sede diplomática ecuatoriana es que el gobierno británico le garantice un salvoconducto para salir a la calle y abandonar el país.

Poco después de que la noticia se conociera, la Cancillería ecuatoriana, encargada de decidir la naturalización de cualquier ciudadano extranjero, emitió un comunicado en el que evitó confirmar la nacionalización de Assange y se limitó a decir "que no responderá a rumores ni a información distorsionada o descontextualizada sobre este caso".

 

Sin embargo, en el texto, el gobierno hace referencia al caso "del ciudadano Julian Assange" y no al del "ciudadano australiano" o "el asilado", como lo denominó en los cinco comunicados oficiales anteriores. El último, en septiembre de 2016.

 

Assange tampoco confirmó o desmintió la noticia, pero, fiel a su estilo misterioso, publicó una foto suya con la camiseta de la selección de fútbol de Ecuador en su cuenta de Twitter.

Según la página web del Registro Civil ecuatoriano, al fundador de Wikileaks se le asignó el número de documento 1729926483, con un código que corresponde a la provincia de Pichincha, cuya capital es Quito.

 

El diario El Universo agregó que las autoridades también habrían emitido un pasaporte a nombre del fundador de Wikileaks, quien habría recibido su nuevo documento de identidad el 21 de diciembre del 2017.

 

Fuentes oficiales le dijeron al diario que la entrega del documento fue anotada en el tomo 46, página 327 del registro civil del consulado en Londres y fue firmada por autoridades diplomáticas y políticas del gobierno del presidente Lenín Moreno.

 

Assange recibió asilo diplomático en la embajada ecuatoriana en Londres en 2012 para evitar ser extraditado a Suecia, país que lo reclamaba para juzgarlo por denuncias de abuso sexual contra dos de sus ciudadanas.

 

Estocolmo finalmente archivó la investigación el año pasado, pero el asedio de hecho de Assange no terminó ahí.

 

Reino Unido volvió a negarle un salvoconducto para abandonar el país y anunció que lo arrestaría si sale a la calle. El temor de Assange es ser detenido y extraditado a Estados Unidos, donde podría enfrentar, de máxima, una pena de muerte por publicar documentos secretos militares y diplomáticos sobre las guerras en Irak y Afganistán desde 2010.

En los últimos días, el caso volvió calentarse y crecieron los rumores sobre una posible resolución.

 

La canciller ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, reveló ayer que su país estudia la posibilidad de una mediación para resolver el caso del fundador de WikiLeaks, cuya situación consideró como "insostenible".

 

"Tenemos un enorme interés de lograr una solución definitiva para el caso Assange", aseguró Espinosa, quien precisó que también el Reino Unido está interesado en buscar una salida.

 

Como este miércoles la Cancillería, la ministra evitó confirmar o desmentir los rumores sobre una posible nacionalización de Assange.

 

Espinosa aseguró que estas versiones "no merecen ni los comentarios ni la opinión" y destacó que se trata de un tema "tremendamente delicado".

 

El equipo de abogados de Assange agradeció a Ecuador por intentar impulsar una mediación y exigió al gobierno británico que permita al hasta entonces ciudadano australiano quedar en libertad.

 

"Si Reino Unido quiere demostrar que es un país que respeta sus obligaciones de derechos humanos y compromisos con la ONU, llegó el momento de que permita a Assange disfrutar de su libertad", sentenció la abogada Jennifer Robinson, quien representa al hacker desde 2010, cuando sorprendió al mundo entero al publicar decenas de miles de documentos secretos de Estados Unidos.

 

Pese a los repetidos reclamos de Assange, su entorno, organizaciones de derechos humanos de todo el mundo y del Grupo de Trabajo de la ONU sobre Detenciones Arbitrarias, el gobierno británico se mantiene firme en su posición.

 

"El gobierno ecuatoriano sabe que la única manera de resolver este asunto es que Julian Assange deje la embajada y se enfrente a la Justicia", aseguró hoy un comunicado oficial, citado la agencia EFE.

 

A pesar de los rumores de una posible resolución, los abogados de Assange temen que la retórica belicista del gobierno estadounidense de Donald Trump contra Wikileaks bloquee cualquier negociación o diálogo entre Quito y Londres.

 

ambito.com

renatre2

inym

inympie r1 c1inympie r1 c2inympie r1 c3

Whatsapp

Tiempo Apóstoles

plusnoticias

Comodo SSL