Límite Informativo

Martes, 25 Febrero 2020

 

  
  

Una de las niñas confesó ser abusada sexualmente por su tío, cuando estaba en su casa junto con su familia, y por una noticia que apareció en la televisión, donde anunciaban que un hombre iría preso por abuso sexual, ella expresó, “ojalá que al tío también lo metan preso”. 1dr
Ante esa manifestación que dejo estupefactos a todos, el padre de la niña comenzó a indagar cuidadosamente a su hija, a los fines de que se sienta con la confianza necesaria para que le cuente todo lo que le había pasado.  El padre de la niña radicó la denuncia y Rodrigo González, titular de la Fiscalía Penal N° 2 Especializada en Delitos contra la Integridad Sexual requirió elevar la causa a juicio luego de realizar una serie de investigaciones.


En virtud a todas las pruebas colectadas durante la investigación, se pudo establecer que no solo había abusado de una de sus sobrinas, la que inicialmente confesó el hecho, sino que también había abusado de sus otras dos sobrinas.


En primer lugar se dispuso que los abusos comenzaron cuando unas de las niñas tenía 7 años de edad, aprovechándose de la situación de convivencia, ya que sus padres debieron realizar un viaje de urgencia y dejaron a la menor bajo el cuidado de su tío.


Las mismas conductas abusivas continuaron hasta que la niña cumplió once años.


Asimismo, también se pudo comprobar que los ataques también fueron en contra de otra sobrina, a quien abusó sexualmente entre los 7 y 8 años, comprobándose el ataque sexual gravemente ultrajante.


Y por último también se pudo constatar que existió abuso sexual gravemente ultrajante contra la tercera sobrina, desde que la menor tenía 7 años y hasta los 11 años.


El sujeto debe responder por los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante por su duración, agravado por la guarda y la convivencia y corrupción de menores, abuso sexual gravemente ultrajante por su duración y corrupción de menores y abuso sexual gravemente ultrajante por su duración y corrupción de menores agravada.


El Fiscal González Miralpeix sostiene que el imputado, mediante conductas corruptoras, pretendió alterar el desarrollo normal de la sexualidad de las víctimas, quienes eran, en aquel momento, menores de 13 años. Sobre una de ellas, se agravó su conducta por el aprovechamiento de la situación de guarda y convivencia.

 

Hugo López Carribero
Abogado Penalista
Profesor Universitario de Derecho Penal

renatre2

2000 super

bann-new

levibann

Whatsapp

Tiempo Apóstoles

plusnoticias

Comodo SSL