En el último mes se frenó el ingreso, al país, de almidón de mandioca proveniente de países asiáticos y Paraguay, gracias a las gestiones realizadas por el gobernador de la provincia de Misiones, Maurice Closs ante el secretario de Comercio de la Nación, Augusto Costa. Para hablar al respecto, el próximo viernes el ministro del Agro y la Producción, José Luis Garay, y los industriales se reunirán con autoridades de Aduana, en Buenos Aires. Así lo confirmó el subsecretario de Industria de la cartera agraria, Héctor Rodríguez.

El inconveniente en el sector se registra desde el año pasado, debido a un alto ingreso de fécula proveniente del exterior, sumado a los bajos precios. Ante esta situación, desde Misiones se solicitó en varias ocasiones al Gobierno nacional que restrinja el ingreso de este producto desde otros países. El almidón misionero abastece a todo el mercado nacional, con una producción anual de 15 millones de kilos, para lo que se requiere moler 65 millones de kilos de raíces de mandioca.

Según los registros de AFIP/Aduana, el año pasado se importó alrededor de tres millones y medio de kilos de almidón a 5,60 pesos, eso representa cerca del 40% de la producción nacional que tiene un costo de 7 pesos. Por eso la preocupación de los productores. En 2012 y 2013, el almidón misionero llegó a valer 13 pesos y la producción fue de 12 millones de kilos. “En ese momento el secretario de Comercio era Guillermo Moreno, que no dejaba entrar ni un kilo de fécula de afuera”, comentó Rodríguez.

 Asistencia a los productores

En tanto, el Clúster de la Mandioca avanza en direccionar los planes de asistencia para potenciar al sector. En ese contexto, la semana que viene entregará subsidios a los colonos en la sede de la cooperativa agrícola San Alberto. Los beneficiarios serán los  productores que hicieron la presentación de carpetas ante el Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (PROSAP).

De esta manera recibirán un reintegro por los créditos solicitados a través del Proalimentos a principio de año. “En esta ocasión, lo que hace el PROSAP es entregar cheques por el 40% del monto total que había sido financiado por la Provincia, la Nación hace un aporte no reintegrable a los productores”, detalló el subsecretario de Industria.

 Consideró que “esta ayuda es importante porque la situación no es la mejor. Se seguirá incentivando el cultivo para no volver a tener inconvenientes”. Para Rodríguez, es muy importante lograr estabilidad, lo que se lograría planificando la producción –desde el clúster- a largo plazo. Al mismo tiempo se pretende aportar con créditos provinciales y asistencia del gobierno nacional.

Montaje de fábrica
Por otra parte, el titular de Industria de la cartera agraria señaló que continúa el montaje de la fábrica de fécula de mandioca de Puerto Esperanza. Estimó que en unos 45 días estaría terminada, después habría que realizar la prueba piloto para verificar el funcionamiento.

Ante la inminente inauguración de la planta, afirmó que en la provincia hay materia prima suficiente para abastecerla. De todas maneras, observó que será necesario “trabajar entre todos para que nos tengamos un bache”. Manifestó que hay buenas expectativas para la zafra 2016, “lo que necesitamos es que el productor no se desaliente por los precios. Creemos que el año próximo habrá un volumen menor, eso hará que el precio se equilibre”.