Patricia Ocampo, fundadora de la ONG Sueño para Misiones, organización que lucha por erradicar el trabajo infantil en la cosecha de la yerba, fue recibida este jueves por el jefe de Despacho de la Vicepresidencia de la Nación, Santiago Eduardo Riobó.ocampo-reunion-vicepreside

La presencia de Ocampo en Buenos Aires se da en el marco de una charla que dictó en el Senado de la Nación ese mismo jueves, sobre la explotación infantil en los campos de yerba, invitada por la RATT, Red de Alto al Tráfico y la Trata en Argentina. Además de la charla de la activista obereña, expusieron en el panel en el Senado Natividad Obeso, sobre Explotación laboral de Mujeres Migrantes, Amumra, Rafael García, sobre Trata Laboral y la Fiscalía Delitos conexos a la Trata Berazategui. También brindó una conferencia Nacho Girón, periodista de Telefé, con el tema "Talleres clandestinos".

En la reunión con el equipo de la vicepresidenta Gabriela Michetti, la titular de Sueño para Misiones detalló la situación que viven las familias de cosecha de la yerba mate en Misiones, concentrando la problemática del trabajo de niños, y la lucha de la ONG para erradicar este flagelo de la provincia y del país. Ocampo también contó que la fundación de la ONG se dio luego de la muerte en 2013 de cosecheros que iban camino al trabajo en Aristóbulo del Valle, en un camión sin mantenimiento de frenos, entre ellos fallecieron tres niños.

 

Según explicó la directora de la ONG en la reunión, "el 90% de la yerba Mate que se consume en Argentina se cultiva en Misiones y es el 60% de la que se consume en todo el mundo, y que no deberían los niños realizar ese trabajo forzoso con herramientas peligrosas e incluso manipulando agrotóxicos. A esto, tengamos en cuenta que el mate fue declarado por Ley 26.871 Infusión Nacional Argentina, es decir que es una bebida que representa a todos los argentinos, nos representa, y no puede contener trabajo infantil".

 

Además, Ocampo recordó que el trabajo infantil está penado por ley.

 

La campaña Me Gusta el Mate sin Trabajo Infantil, que ya lleva cinco años de lucha, juntó más de cien mil firmas en la plataforma change.org/libresdetrabajoinfantil, y la ONG confía que a través de las redes y la ayuda de la gente, día a día se va combatiendo exitosamente este flagelo.

 

En la tercera parte de la campaña, los activistas tienen un protagonismo especial, integrando grupos de whatsapp desde donde se impulsan videos y flyers que luego se replican en las redes sociales.