Límite Informativo

A los 78 años falleció el médico especialista en Nutrición Máximo Ravenna

ravenna

El médico y psicoterapeuta especializado en temas de obesidad y trastornos alimentarios, Máximo Ravenna, falleció en la tarde del viernes a los 78 años. El profesional era reconocido por sus técnicas para resolver desórdenes alimentarios. Tenía un centro terapéutico que lleva su nombre, cuyo objetivo principal "es la modificación de hábitos nocivos relacionados con la comida, a partir de la toma de conciencia respecto de límites y excesos", según se detalla en el Facebook oficial del instituto, conformado por un equipo interdisciplinario de médicos, nutricionistas, psicólogos, psicoterapeutas y profesores de educación física. De acuerdo a los datos que allí se proporcionan, desde 1993 hasta la fecha atendieron a más de 40.600 pacientes. "El centro fue creciendo en infraestructura, actividades y en nuevas propuestas terapéuticas. Año a año, los resultados visibles y el mantenimiento del peso logrado, generaron, por el 'boca a boca', el conocimiento del público de nuestro método.

Esto dio lugar a que se abran distintas sedes con el 'Método Ravenna', tanto en la Argentina como en el exterior", cuentan en la página del instituto, que también está presente en Uruguay, Paraguay, Brasil y España. De acuerdo a los datos que allí se proporcionan, desde 1993 hasta la fecha atendieron a más de 40.600 pacientes. "El centro fue creciendo en infraestructura, actividades y en nuevas propuestas terapéuticas. Año a año, los resultados visibles y el mantenimiento del peso logrado, generaron, por el 'boca a boca', el conocimiento del público de nuestro método. Esto dio lugar a que se abran distintas sedes con el 'Método Ravenna', tanto en la Argentina como en el exterior", cuentan en la página del Instituto, que también está presente en Uruguay, Paraguay, Brasil y España.

El centro terapéutico de Ravenna en Brasil lo homenajeó a través de un mensaje publicado en Instagram, en el que enviaron condolencias a su familia y amigos. Para ello, eligieron un reconocida frase del médico. "Si el único placer que tengo en la vida es la comida, tengo que repensar muchos valores. Entre comida y comida, existe vida", se lee en el posteo de la red social.

El Método Ravenna, tal como se explica en el sitio web, se basa en un procedimiento para adelgazar "sano, con el apoyo y el seguimiento de profesionales especializados, sin agregados de medicación ni cirugías". Además, informa que "los programas se basan en corte, medida y distancia con la comida y la detección de los vínculos adictivos con ciertos alimentos".

Ravenna asesoró a las figuras argentinas más destacadas, como Susana Giménez y Diego Maradona, e incluso a figuras políticas internacionales, como la expresidenta de Brasil Dilma Rousseff. Además, el profesional fue autor de distintos libros vinculados a su área, como Más vida menos kilos, La medida que adelgaza o En un abrir y cerrar de boca.

"Si la obesidad y el comer sin freno son respectivamente una enfermedad y una adicción, ¿es lícito decir 'no luchemos contra el comer compulsivo e incesante'? ¿Es válido 'enseñar' a comer a quien no puede parar con su desborde o abandono, a quien tiene su autoestima, su salud y su vida a punto de colapsar? Si es una enfermedad crónica, ¿es válido decirle a quien la padece que baje los brazos y que mire para otro lado, alimentándose y engordando como si fuese un tipo normal? Si la obesidad es una enfermedad, ¿decir esto no sería igual a decirle a un paciente que aprenda a darle valor al aire puro, que está mal que haya tomado frío y que haya introducido en su cuerpo una bacteria y tenga neumonía?", se preguntaba Ravenna en la última nota que escribió para LA NACION, titulada "Por qué hay que hacer dieta".

"Esta y muchas otras preguntas no tienen más que una respuesta: no. Por eso, para quien las necesita, decimos sí a las dietas, sin medicación, sin yuyos y sin mentiras. Sí al control alimentario. Sí al dominio de la conducta. Sí a la medida y a la distancia. No a los mensajes extraños. La gente reclama coherencia. Sesenta por ciento de gordos en el mundo quieren tener la esperanza de ser tratados como seres inteligentes. Sí a la moderación, al límite, a la medida, a la porción, a la salud. La pregunta de por qué fracasan las dietas o por qué fracasan los gordos debería ser reformulada con una más veraz: ¿por qué fracasamos los nutricionistas? Hagamos una severa autocrítica", planteaba el profesional.

 

Fuente.- https://www.lanacion.com.ar

 

26 de Diciembre de 2020