Límite Informativo

Quesos veganos: Cómo prepararlos con maní, coliflor o papa en el hogar

quesos veganos

El queso es uno de los alimentos que más cuesta dejar. Con frutos secos se logran resultados impactantes.

El queso es uno de los alimentos que más les cuesta dejar a las personas veganas cuando deciden cambiar su alimentación y eliminan todo producto que provenga de un animal. Esto fue probado por un estudio realizado por la Universidad de Michigan, que reveló que durante la ingestión de la caseína, proteína presente en los quesos, se liberan casomorfinas, que provocan adicción. Los primeros quesos veganos que aparecieron en el mercado no tuvieron gran éxito. Era la época de los ’80, y no tenían sabor y su textura era muy plástica, no se acercaban a la experiencia de los lácteos comunes. Hasta ese momento muchos optaron por el tofu, aunque tampoco logró recordar del todo al queso. Pero esto cambió con la llegada de los frutos secos, que hoy permiten elaborar quesos veganos muchísimo más similares a los de leche.

 

 

Recetas de quesos veganos

 

Queso de papa: se hace a base de fibras y almidones y tiene mucho menos colesterol y sodio. Para hacerlo, se necesita una papa, que se debe pelar y cocer hasta que quede blanda, luego se pisa y se mezcla con un poco del agua donde se hirvió hasta que quede una textura cremosa. Después, añadir una cucharada de sal, fécula de maíz, levadura natural y con gusto a queso y aceite. Luego, mezclar todo. Por último, calentar a fuego durante cinco minutos para luego verterlo en un molde para enfriar durante mínimo seis horas. En la heladera puede permanecer hasta 15 días.

 

Mozzarella de maní: buena opción para pizzas, ya que es ideal para derretir y gratinar. Lo importante es elegir un maní que sea suave y tenga un gusto neutro, aunque se puede utilizar el tostado que le da un sabor más intenso y un color más oscuro. En principio hay que dejar el maní en una taza de agua durante toda la noche para activarlo, luego de eso se lleva a licuar con un litro de agua y esa mezcla se filtra con una bolsa de leches vegetales. Una vez hecho esto se pasa la leche de maní a una sartén en la que se le agregan tres cucharadas de fécula de mandioca y maíz mezcladas con un poco de agua, se condimenta todo con sal y pimienta, vinagre de manzana y levadura de queso. Esta preparación va al horno medio/alto aproximadamente 5-7 minutos y cuando comience a espesar, se lleva a un tupper para que tome forma hasta que se enfríe a temperatura ambiente, donde ya está listo para desmoldar. En la heladera tiene una duración de una semana o se puede guardar más tiempo en el freezer.

 

 

Fuente.- https://www.infocampo.com.ar

 

4 de Septiembre de 2021